miércoles, 21 de julio de 2010

Escuela tIC 0.0.

Reproducimos aquí el artículo publicado en la bitácora del IES AVERROES de Córdoba, es una fiel muestra del sentir de todos los centros TIC de Andalucía.

escuela_tic_0-0


Cero punto cero. Nada. Ésta es la reducción horaria que van a dejar a la coordinación TIC para el próximo curso. La Consejería de Educación ha eliminado completamente las horas dedicadas al proyecto TIC. El recorte también afecta al Bilingüismo y al Plan de Familia, cuyas reducciones horarias quedan en 3 h semanales. Con estas medidas, los responsables de Educación demuestran que no creen en los Proyectos que han puesto en marcha.

Sin embargo, sus declaraciones contrastan con estos hechos. El consejero de Educación niega que se estén haciendo recortes de plantilla y horarios en los centros públicos: "A los centros educativos se les asignan una serie de horas disponibles, que los equipos directivos y el director pueden asignar en función de su criterio. Es lo que se llama el criterio de autonomía de los centros". Por su parte, la Delegación provincial aseguró públicamente y asegura, que se va a mantener el gasto en Educación. La falacia es clara: esas “horas disponibles” suponen un severo recorte para los proyectos que ya están en marcha, puesto que no hay ninguna reducción para ellos. Es decir, la manta es más pequeña y somos más a cubrir, pues las tareas que van apareciendo cada vez son mayores... Eso es a lo que llaman “autonomía de los centros”: haz más con menos.

Nuestro centro inició el proyecto TIC en el curso 2003/2004. Durante 7 años, con el apoyo de los sucesivos equipos directivos, el esfuerzo de muchos compañeros y la ayuda e ilusión de muchísimos alumnos, hemos conseguido integrar las TIC en nuestra práctica docente. En este momento es cuando necesitamos seguir contando con la ayuda de la administración. Ahora no pueden decirnos que el proyecto está "consolidado" y que no requiere horas para su funcionamiento. Después de haber gastado tanto dinero en ultraportátiles para los alumnos de Primaria, no pueden esperar que al llegar al instituto funcionen solos.

Las funciones del equipo TIC no se limitan a dar de alta a los usuarios en un Aula Virtual, redactar unas normas de uso y tener listos los ordenadores. Esas tareas se realizan al principio de curso y suponen un trabajo muy intenso para poder empezar a funcionar; pero luego, a lo largo de todo el año, surgen innumerables problemas que hay que resolver: incidencias de software que se gestionan con el CGA, fallos en la red con Iberbanda, ordenadores en garantía que se estropean y hay que notificar y hacer un seguimiento a través de CSME, multitud de equipos sin garantía que debemos arreglar con nuestros propios medios; también tenemos que administrar y dinamizar la Plataforma para difundir las actividades del centro, buscar recursos educativos y asesorar al profesorado para que los use, darles apoyo técnico y formación, fomentar la creación de contenidos digitales... La lista de tareas es muy larga y para realizarlas hace falta un equipo de personas que, además de su labor docente, dediquen una parte de sus horas lectivas a coordinar el proyecto. Sin este trabajo, el proyecto no se sostiene. Quien ignore esto, desconoce la realidad de los centros educativos.

El TIC es un proyecto complejo y ambicioso que requiere una inversión continua en equipos y redes informáticas, pero más importante que eso es la inversión en capital humano. De poco sirve tener los medios materiales si se suprimen las horas que dedicamos a que éstos funcionen. A menudo se dice que el profesorado es pieza clave en este reto tecnológico; pues bien, lo que pedimos es que nos dejen seguir trabajando en un proyecto al que hemos dedicado mucho tiempo y esfuerzo y en el que hemos puesto toda nuestra ilusión.


+ Opiniones: